Con la expresión “jugar con nuestro jefe” nos referimos exactamente al hecho de gamificar un evento contextualizado en un entorno laboral. En Everama creemos que son muchos los beneficios que hay detrás, y no solo si jugamos con nuestro jefe, sino también con nuestros compañeros de trabajo para lucrarnos de los beneficios de romper con la rutina y abandonar las jerarquías por un momento. Como ya habíamos comentado en algún que otro post, la motivación laboral es la clave del compromiso y esto es algo que las empresas están asimilando cada vez más.

¿Cómo se puede gamificar un evento?

Existen muchas formas de hilar un evento y conseguir que cada uno de los detalles incorporados consigan el objetivo de unir a los trabajadores, rebajar tensiones, conseguir momentos memorables y, de forma implícita, alcanzar un clima laboral óptimo para el éxito de la empresa. Para gamificar un evento, es fundamental conocer la visión, misión y valores de la empresa en cuestión. Además, las edades, perfiles, preferencias y ocupaciones laborales son algunas de las variables que nos aportan pistas a la hora de idear un evento que consiga engranar a la perfección con el cliente y su equipo de trabajo.

No hace mucho tuvimos una experiencia con la empresa de Aguas Industriales AITASA, en la que apostamos por una dinámica en grupo rompedora. Lejos de oficinas, espacios cerrados y cenas o comidas, sugerimos a los trabajadores de la empresa la opción de pasar unas horas en uno de los parques de actividades más extremos del territorio. La propuesta fue aprobada y la jornada se convirtió en un escenario en el que la actividad física y las sonrisas protagonizaron un día de lo más memorable.

¿Qué nos aporta participar en este tipo de eventos?

Como decíamos al principio, la motivación es crucial para cualquier equipo de trabajo. Las relaciones laborales no dejan de ser nexos que se sostienen gracias al compromiso, la seguridad y el apoyo mutuo. A veces no basta con compartir oficina ocho horas al día y hablar continuamente de facturación, proveedores, o cualquier otro affair laboral.

En ocasiones, es necesario ir más allá, apostar por nuevas iniciativas y aportar valor a nuestra atmósfera laboral. De hecho, según un estudio realizado por el portal Trabajando.com y la red de universidades Universia, tras encuestar a 2.100 personas concluyó que el 94 % de estas anteponía un buen clima laboral al salario del puesto de trabajo en cuestión. He aquí la importancia del capital social de toda empresa. En Everama creemos que cada organización posee su propia personalidad, identidad y, como no podía ser de otra forma, su propia forma de disfrutar.